Categoría: Deconstrucción

Categories Deconstrucción Filosofía Teoría y crítica literaria

El cuerpo como objeto de arte

El cuerpo humando es una entidad viva cuya estructura y funciones propias le permiten diferenciarse de otros y percibir la realidad de acuerdo al contexto donde se desarrolla. De tal forma, la representación del cuerpo varia considerablemente entre Occidente y Oriente: los primeros la realizan sobre la anatomía, y los segundos sobre la energía que emana del mismo.1 Es así que a partir de que el cuerpo se convierte en un objeto de conocimiento para Occidente se empieza a venerar como un objeto estético, se representa e incluso se mitifica de generación en generación. El cuerpo tiene tantas acepciones como líneas de investigación, las cuales pueden ser científicas, estéticas, e incluso económicas —el cuerpo como bien de consumo—, y antropológicas. Si se estudian las culturas prehispánicas, desde una postura antropológica, abrir el pecho de una persona y sacarle el corazón para ofrecerlo a sus dioses era todo un rito cuya intención —alimentar el cauce energético que permite el equilibrio de su vida—, en cierto sentido, es similar al de los artistas que trabajan con su cuerpo, pues ellos también sufren un desgarramiento interior —quizá menos sangriento y doloroso, físicamente hablando— que les permite explorarse como entes vivos capaces de generar energía y transmitirla mediante la mutación o transformación de su cuerpo para, encontrar así, el equilibrio entre lo que son y pueden llegar a ser.

Categories Deconstrucción Teoría y crítica literaria

Narrativa mexicana posmoderna

Después de navegar entre modernidad y posmodernidad, entendiendo la primera como ruptura con los clásicos e intensa búsqueda de la novedad, de la “iluminación” racional, que siempre retorna sus orígenes, por lo que Habermas la considera un proyecto incompleto. La posmodernidad, por su parte, no reniega de lo ya existente, simplemente crítica los modelos e intenta desarrollar nuevos, más que olvidar, reinventa, recrea la historia y el arte. La modernidad y la posmodernidad no se contraponen, pues como se ha visto, en América Latina las dos existen a la par y, quizás, lo que las hace perceptibles –distinguibles una de otra– es que la lucha de la cultura intenta abarcar espacios posmodernos que la modernización le impide. De tal forma, hablar de obras posmodernas es posible si entendemos que éstas existen interdependientemente con el modelo económico actual, y es gracias a la disfunción de éste que los problemas sociales presentes se hacen latentes en las obras de los autores a analizar.

Categories Deconstrucción Teoría y crítica literaria

1965-1968: La onda irrumpe la narrativa tradicional

Las primeras obras posmodernas que aparecen en México se caracterizan por reinventar el estilo literario (indigenista y revolucionario) prevaleciente, metamorfoseándolo con propuestas diferentes de uso del lenguaje, de interacción cotidiana, entre otros aspectos. Farabeuf (1965) de Salvador Elizondo, es una novela donde el lenguaje pernea en la acción y en los personajes. El Dr. Farabeuf especialista en torturas chinas, deja anonadado al lector que se pierde entre el vacío que dejan los actos amorales del doctor. Gazapo (1965) de Gustavo Sáinz, cambia el lenguaje moderno por el de los adolescentes de la Ciudad de México, su ficción irrumpe con trivialidades en la cultura acartonada de principios de los sesenta. De perfil (1966) de José Agustín, al igual que Gazapo, es una manifestación juvenil en contra de las estructuras sociales y políticas que culminan en los acontecimientos de 1968, pareciera que fue una novela profética del movimiento estudiantil, donde el humor y la parodia permiten ridiculizar el discurso político. Estas tres novelas transitan entre la modernidad de Pedro Páramo, de Juan Rulfo, y La Muerte de Artemio Cruz, de Carlos Fuentes, obras costumbristas que critican el proyecto económico institucional iniciado en los años cuarenta.