Ontología de maternar

Maternar entonces no es un mandato antropocéntrico que deviene del parentesco ni mucho de la propiedad privada o los modos de producción heteronormativos, es un modo de existir en responsabilidad con lo otro (multiespecies) en un nivel ónto-ético en las comunidades revocadas.

Ecología del afecto

Evidentemente esta propuesta de la ecología del afecto también está estrechamente vinculada con la crítica que les pueda hacer a los teóricos del realismo especultativo (Meillassoux), lo mismo que a quienes están proponiendo el giro ontológico (Dowosky, de Castro) e intento acercarme al trabajo sobre la animalidad (Derrida, Latour), interespecie (Deleuze, Haraway), plasticidad (Malabou), posthumano y transhumano (Braidotti), por mencionar algunos alcances de la misma.