Limitaciones y alcances de la ontología technológica

Lo que presento ahora responde justamente a la preocupación de comprender aquello que (no)entendemos por ente o ser en un momento donde lo más valioso son los datos, los datos de identidad administrativa, los datos de consumo, los datos financieros y los datos genéticos. De ahí mi interés de pesar la ontología, la estética y la ética en el siglo XXI como una apuesta creativa, cuyo fundamento deontológico, epistemológico, me permite deconstruir el uso de la tecnología como objeto de consumo y diferirlo (diffèrance), en términos simondianos, como un devenir del ser a partir de ciertas condiciones dadas.